Maravilloso viaje!!! nunca lo olvidaremos

Tour de 5 dias y 4 noches

Mi novia, mi hijo de 11 años y yo tuvimos la oportunidad de conocer y aprender mucho del Manu gracias a un completo y apasionado equipo como el de Pantiacolla. Comenzando por la vision de Pantiacolla, liderada por Marianne van Vlaardingen. Una apasionada Holandesa que es desde hace muchos años lucha para conservar la esencia del Manu y el de sus pueblos. Esto quiere decir que ella no quiere cambiar cosas en el Manu, sino ella quiere vivir con lo que ya existe en el Manu. Esto incluye no solo defender los derechos de los indigenas en esta zona sino tambien vivir en harmonia con la zona.
Desde el primer momento que pisamos la oficina de Pantiacolla en Cusco nos sentimos bievenidos y como en nuestra casa. Ella tomo todo el tiempo necesario para explicarnos lo que significa hacer un tour por el Manu. Ella tiene una gran experiencia y conocimientos de toda esta zona.
Durante el via tuvimos la oportunidad compartir de estar con un fantastico, divertido y muy variado grupo. El grupo estuvo conformado por un Holandes que tenia 60 años que en su vida diaria es profesor de Frances y un apasionado fotografo. Una chica Argentina de 30 años que en su vida diaria es biologa, ecologista y a viajado por muchas partes del mundo. Y nosotros (novia de 30 años, hijo de 11 años y yo).
Nuestro guia fue Nicolas (biologo de profesion). El tuvo la paciencia de enzeñarnos a reconocer los diferentes animales que encontramos en nuestro camino, sus cuentos sobre todo lo que él a visto en la selva y con su buen humor hizo que la pasaramos relajados.
Tambien estuvo en este viaje presente Juancito, el chofer que nos llevo hasta Atalaya. Un conocedor del camino Cusco – Atalaya. Else detuvo durante todo el camino todo el tiempo necesario para poder ver a los diferentes animales que encontrabamos en nuestro camino.
Tambien formo parte del equipo Cesar nuestro conocinero que durante todo el viaje estuvo preocupado y atento que tuvieramos sufienciente comida y bebidas. La comida estuvo formada de fruta fresca, granola, yogurth, verduras, carnes, cafe fresco y todo lo que puedes esperar en un hotel y restaurant. Todo el grupo estuvo asombrado de la calidad de comida que recibimos con 5 dias!.
El ‘loco’ Milton en Herbert fueron los dueños del barco que nos llevo al Pantiacolla loodge. Dos personas con un buen corazon, alegres y grandes conocedores del rio.
Lo que hizo este viaje sea un poco ‘diferente’ fue que tuvimos la oportunida de hacer el tour hacia el pueblo de Shintuya. Esa mañna tuvimos la oportunidad de conocer a uno los ‘abuelos’ del pueblo que nos conto sobre el origen del pueblo y como poco a poco se fue formando en lo que es. En ese tour conocimos tambien a Walter y su padre Julio. Tanto Walter como Julio luchan dia a dia por conservar la historia, la magia y el conocimiento Shintuya. Ese contacto tuvimos la oportunidad de ir con Julio hacia una catarata. En el trajecto nos conto mas acerca de las curativas plantas que encontramos a nuestro paso. Tanto Walter y Julio son personas realmente para admirar. Nosotros estuvimos mas que agredecidos por haber tenido esta oportunidad.
Durante el via de 5 dias estuvimos alojado en el Loodge San Pedro y Pantiacolla. En San Pedro encontramos agua caliente y las facilidades para pasarla bien. En Pantiacolla no solo encontramos muchas facilidades sino tambien la paz que se vive en el ambiente. En este lugar pudimos avistar muchos animales.
Resumiendo: El viaje estuvo fantastico. Hemos regresado lleno de muchos recuerdos, experiencias y conocimientos. Nos sentimos cada vez mas comprometidos con el Manu y admirados por la vision de Pantiacolla . Todo esto no hubiera sido posible sin la ayuda de todo el equipo de Pantiacolla. En nombre de todos nosotros, muchas pero muchas gracias!